FANDOM


Bueno, voy ha hacer una serie tanto por diversión como para conservar mi puesto como Administradora de esta wiki, bien creo que empezaré.

Sipnosis

El amor entre Sakura y Ogami es muy diferente del de los demás, no sólo porque sea en un reformatorio llamado "Laguna", sino porque su amor tiene una maldición de miles de años, aunque esta vez es diferente...

Capítulo 1

Sakura llegaba tarde a la presentación, aunque tampoco quería llegar allí para pasar interna sus estudios en aquel reformatorio.

-Siento llegar tarde-Dijo Sakura

Oh Dios mío, ese guardia... ¿Es hombre o mujer? Pensaba Sakura

-Oh vaya, veo que nuestra princesa se digna en agradecernos con su presencia.-Dijo el guardia.

Es una mujer sólo las mujeres hacen tal sarcasmo haciendo que suene tan dulce por la voz...

-Bien recordad estas palabras, Recetas, Residencia y Rojas-Dijo la guardia.

-Espere... ¿Ha dicho recetas, residencias y...?

-Rojas, son las cámaras que os tendrán vigilados día y noche, y ahora, depositad vuestros "Objetos Prohibidos" aquí.

Sakura no se había dado cuenta de que delante suya había una caja. Vio como sus compañeros, una chica rubia llamada Carolina, una chica de pelo negro llamada Samantha, un chico pecoso y de pelo castaño, Todd, y un chico alto de profundos ojos verdes color esmeralda y con el pelo negro y un tatuaje sobresaliendo del cuello de su camiseta, Cam depositaban una navaja rosa suiza de 8 centímetros, cerillas y un cargador de mecheros y botes de spray de pintura. Sakura casi se sentía tonta al no tener objetos prohibidos, hasta que cayó en la cuenta de que también depositaban sus teléfonos móviles.

-Ahora vamos ha ver las instalaciones del reformatorio-Dijo la guardia.

Mientras iban por los pasillos, se cruzaron con una chica que parecía un poco rebelde. Ella se llamaba Deborah.

-Ohhh pero que tenemos aquí, carne fresca. Soy Deborah y tú vas a ser mi nueva lacaya-Dijo la chica rebelde.

-Déjala en paz Deborah-Dijo Cam

-Nah, ahora es mía, me la pido.

No soy un la última porción de pizza en el plato, pensó Sakura. Aunque esa chica le parecía un poco agradable.

-Bien, entonces yo te enseñaré todo, ah sí, llámame Debby-

-Vale, Debby, ¿A dónde vamos?-Preguntó Sakura.

-Sólo sígueme y verás-Dijo Debby

Deborah la condujo hasta el campo de fútbol y se sentaron el las gradas.

-¿Sabes? Me gusta tu corte de pelo, es muy chulo. Quiero que me lo cortes igual-Dijo Deborah mientras sacaba la navaja suiza rosa que había visto a Carolina depositar en la caja- ¡Tachán!

-Vale, eh... Espero hacerlo bien, aunque tu pelo largo es muy bonito...-Dijo lamentándose Sakura.

Le amarró el pelo en una coleta y cogió la navaja y corto allí donde había puesto la goma de pelo. Una gran mata de pelo cayó al suelo, Debby lo miró un poco atemorizada.

-Oh está bien, sigue por favor.

Sakura terminó de cortarle el pelo, y a Debby le encantó.

-¡Es genial! Ahora estaré tan guapa como tú-Exclamó Debby.

-Tan gua...-Iba a decir Sakura, pero entonces la cortó Debora y se la llevó a rastras hacia las puertas de las aulas del colegio, sus clases estaban a punto de empezar.

-Mira, aquí tendremos nuestras clases, las dos vamos juntas, ¿Es genial, no?-Preguntó Debby.

Pero Sakura no respondió, se quedó mirando a un chico alto, rubio, de ojos grises, pero con motas violeta, estaba apoyado en una pared junto a un chico, riéndose.

-¿Hola? Tierra llamando a Sakura. Oh ya veo que pasa-Dirigió su mirada al chico- Ya has avistado a Ogami, y me parece que ha echo que no puedes dejar de mirarlo, bueno, si te gustan así...

-¿Eh, así como?-Preguntó Sakura.

Pero Deborah no respondió. El chico estaba mirando a Sakura, ella se sonrojó un poco. Ogami le dio una sonrisa y Sakura se la devolvió, pero justo cuando pensaba que iba a levantar la mano para saludarla, él le enseñó un dedo. Sakura ahogó un pequeño grito.

-¿Qué ha pasado?-Preguntó Deborah.

-No, eh, nada. Mejor vámonos a clase...-Dijo Sakura

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.